Have one to sell?
Flip to back Flip to front
Listen Playing... Paused   You're listening to a sample of the Audible audio edition.
Learn more
See all 3 images

Memorias de un Exorcista (Spanish) Paperback – 1 Mar 2009


See all formats and editions Hide other formats and editions
Amazon Price
New from Used from
Kindle Edition
"Please retry"
Paperback
"Please retry"
£172.79 £90.43
click to open popover

Special Offers and Product Promotions

Enter your mobile number below and we'll send you a link to download the free Kindle App. Then you can start reading Kindle books on your smartphone, tablet, or computer - no Kindle device required.
Getting the download link through email is temporarily not available. Please check back later.

  • Apple
  • Android
  • Windows Phone

To get the free app, enter your mobile phone number.




Product details

Customer Reviews

There are no customer reviews yet on Amazon.co.uk.
5 star
4 star
3 star
2 star
1 star

Most Helpful Customer Reviews on Amazon.com (beta)

Amazon.com: HASH(0x8cdde7e0) out of 5 stars 11 reviews
1 of 1 people found the following review helpful
HASH(0x8cb2f8d0) out of 5 stars Great book 4 catholics 1 Jan. 2013
By May - Published on Amazon.com
Format: Paperback Verified Purchase
Great book about the categories of demons and how they manifest today. Recommended for adherents to the topic.

If you do not believe in it, better buy it avoids.

I recommend it for people religious scholars of the subject without prejudice
7 of 9 people found the following review helpful
HASH(0x8d3c6f48) out of 5 stars Profundo en trayectos, un poco retorcido en otros pero siempre endiabladamente divertido. 17 Jan. 2010
By Teófilo de Jesús - Published on Amazon.com
Format: Paperback
Profundo en trayectos, un poco retorcido en otros pero siempre endiabladamente divertido. Así es como describo esta gran obra del sacerdote español José Antonio Fortea, <<Memorias de un exorcista>>.

Levitaciones inquietantes y perturbadoras; vómitos a presión; olores inmundos; gritos soeces y alaridos escalofriantes; cosas volando, sucesos paranormales y espectaculares de esos de película - de todo eso el autor de esta obra no trata en nada. En cambio, este es el relato ordinario y parlanchín de un hombre ordinario dotado de vocaciones extraordinarias, primero la de sacerdote y luego la de exorcista.

El relato comienza dentro de una familia poco practicante en el pueblo de Barbastro, en la provincia de Huesca, en la Comunidad Autónoma de Aragón en España, que para nosotros los puertorriqueños, juzgando por las descripciones del Padre José, es como haber nacido entre Jayuya y Adjuntas, o sea, en las sínsoras campestres asentadas entre puntos de mayor o menor vida en la civitas, ahí en donde lae modernidad entraba a regañadientes, al menos en aquellos tiempos. Fue hijo único.

Somos contemporáneos el Padre y yo, la diferencia sólo de un par de años. Cuando narra todo lo que dice de su niñez y juventud temprana, que si la televisión era en blanco y negro, que si recibía solamente tres canales, que si empezaba y terminaba a cierta hora, de eso me acuerdo yo. Todos los programas que él menciona le gustaban me gustaban a mí también, aunque diferían en algunas cosas, por ejemplo, yo veía la versión mexicana de Plaza Sésamo mientras él veía Barrio Sésamo. Los nombres de los personajes que él menciona no me suenan pero me imagino que son Abelardo, Enrique y Beto y sé que hablamos de lo mismo porque él menciona la rana Gustavo que para mí fue René. Disfrutamos también un universo común de cine y fuimos impactados con todo lo que los años setenta y ochenta lanzó contra nosotros - excepto Viaje a las Estrellas o Star Trek que él no menciona. Lástima, tal vez se lo perdió o no le gustó tanto como me gustó a mí y me sigue gustando.

El Padre Fortea tiene talento para recordar hasta los detalles más embarazosos, hasta para cosas que yo no pondría en mi propia autobiografía ­-si alguna vez yo la pusiese por escrito- por no crear en la mente de mis lectores las imágenes consecuentes: no, no nací de nalgas; no, no me hice caca en el río ni me limpié la salida posterior con doce piedras lisas y nunca meé desde un cuarto piso aunque esto último me hubiese intrigado a la edad que el Padre tenía cuando lo hizo porque ahora no y que conste, no solamente porque sería algo poco digno de mi edad y mis canas (ninguna) sino porque ya estoy familiarizado con el fenómeno de la gravedad y de la caída parabólica hacia el piso que hacen los líquidos expulsados con cierta presión.

En fin, que el Padre José revela una personalidad bien humana, nada pía, bien anclada en la tierra y sin intención alguna de ser cura hasta un momento paulino en su juventud donde experimentó una conversión fulgurante a propósito de nada. Fue una experiencia de pura gracia. De ahí en adelante no miró hacia atrás. Detrás de esa efigie formal y sobria se oculta un comentador mordaz de la naturaleza humana, tanto en sus especies laicas como en la clerical, pero sin malicia y lleno de comprensión y compasión.

El Padre Fortea nos cuenta de su vida en el seminario, de su afición a distintas lecturas, de su imaginación, de su formación religiosa y de sus primeras tareas sacerdotales. Como yo, el Padre Fortea es huraño hacia las manifestaciones modernistas y progresistas que infectan nuestra Iglesia, pero no es tampoco un lefevbrerista camuflado. Me imagino que como yo es católico cabal, escéptico de las utopías eclesiásticas de izquierda o derecha y que se siente muy a gusto con la Iglesia concreta, presente y actual, tal y como es y no como los ideólogos de ambos extremos la buscan concebir.

Oh, y por si no lo esperabas así, el Padre Fortea se revela como un hombre cabalmente heterosexual - en esta era donde todo el mundo lleva una etiqueta de esta índole hay que enfatizarlo- y sin remilgos. No es un reprimido, ni un puritano. Acepta la sexualidad como don de Dios, sea la sexualidad sagrada del matrimonio, o en la manifestación abstinente del celibato sacerdotal.

El Padre nos cuenta a grandes rasgos lo que le llevó a la vocación exorcista y aun aquí no hay nada espectacular. Lo diabólico es natural - después de todo el diablo es un ser creado y en este modo pertenece a la naturaleza, el único ser plenamente sobrenatural siendo Dios. El peritaje en lo demoniaco se lo ganó el Padre José tras arduos estudios, investigaciones, entrevistas y prácticas y no sin haberse ganado el desprecio de los modernistas que pululan en el establishment eclesiástico de su país. Lo que también es asombroso es que otros jerarcas le hayan dado rienda suelta y hasta alentado las extrañas aficiones del Padre Fortea: las de exorcista, novelista, conferencista y encarnación hispana de Mark Twain, pero con sonido ortodoxo católico.

El libro acaba cuatro veces. Lo que quiero decir es que el Padre se empieza a despedir en el capítulo anterior al antepenúltimo y uno espera que acabe y finalice pero él sigue jugando con el lector. Yo sé que es chiste y broma pero - y esta es mi única crítica del libro - pero este modo de finalizar es comparable a conducir a un automóvil en una recta donde al final uno sabe que hay un precipicio, y uno se tarda y tarda tanto que al fin y al cabo uno termina ansiando la caída última sobre el precipicio que dará punto final y término a lo leído. Con todo y eso, el último capítulo contiene una gran cantidad de pensamientos nobles que obligan a uno a reflexionar y a madurar en la fe. El precipicio puede esperar.

Me queda una última anécdota. Desde que me enteré de la existencia de esta obra y visité el Blog del Padre Fortea, siempre quise leerla pero no me animaba a ordenarla por correo y es porque a este tipo de libro me gusta manipularlo en persona, para poder apreciar su sustancia en vez de sus accidentes. Y fue así que en un viaje de trabajo a la remota ciudad de El Paso, en el estado de Texas, fui a una librería y lo vi y lo compré. Lo empecé a leer esa misma noche mientras cenaba en un restorán de esa ciudad, la cual, por situada tanto al norte de México como al oeste de Texas todo el mundo habla, lee, o entiende el español. Y fue estando ahí que empecé a reírme a carcajadas a viva voz. Los mozos y meseras empezaron a merodear discretamente mi mesa a ver qué me pasaba y al echar un vistazo al título del libro, al rostro serio del Padre Fortea que lo adorna, y a mí muerto de la risa tal vez pensaron que el poseso era yo.

En fin, acabo aquí, no les voy a hacer lo que el Padre me hizo. Compren el libro, disfrútenlo, y aprendan de este un poquito de todo, cosas que van desde la cultura alta a la popular, latinismos inusitados, viñetas muy humanas, y muchas otras cosas. De hecho, pienso que <<Memorias de un exorcista>> puede hacer un buen regalo a sacerdotes de nuestra generación porque demuestra que la santidad hay que buscarse desde nuestra humanidad y no de ninguna otra manera. Es que si hubiese otra, no podríamos. Gracias, Padre Fortea, por sus <<Memorias de un exorcista>>.
3 of 4 people found the following review helpful
HASH(0x8d427c3c) out of 5 stars Memorias de un Exorcista 6 Nov. 2011
By S. Hernandez - Published on Amazon.com
Format: Paperback Verified Purchase
Es un libro que al principio me negaba al leerlo al ver el titulo de la portada. Pero cuando me decidi hacerlo me sorprendio enormemente. Es la vida de un sacerdote criado en el campo de vida sencilla, que sin proponérselo se vuelve un instrumento para ayudar a todos aquellos poseídos y casi muertos del alma. Advierte como saber si una persona necesita o no un exorcismo. Su redacción es muy divertida apesar de la seriedad del tema, pareciera como si el autor estuviera a un lado nuestro charlando animadamente. El tema del exorcismo se toca de forma sútil y elegante sin caer en el morbo de lo que se percibe por una persona endemoniada. Muy recomendable, y lleno de información útil para la vida del cristiano.
HASH(0x8d3ceaf8) out of 5 stars Informative 23 Jan. 2014
By G.Silva - Published on Amazon.com
Format: Paperback
I have great respect for the priesthood and in particular for the ministry of the exorcist and even when I tend to agree with the fact that modernism during the decade of the 70's created a lot of problems in our church I do believe Fr Forteas has decided to dwell only in the format and not in the substance.
His description of why he does not have good memories pf his ordination as a pries is soooo shallow that frankly let ke puzzled, very puzzled about all the vanity he shows in things that are not important and forgets tha most beautiful aspects of being ordinated.
The following chapters in the book were very interesting and changed my initial dissapointment.
There is a lot to learn in the latest chapter in regards to his personal experience battling the demons.
Recommended
1 of 1 people found the following review helpful
HASH(0x8ccae120) out of 5 stars Excelente 2 Mar. 2013
By yara - Published on Amazon.com
Format: Paperback Verified Purchase
Me he reido micho con el libro, lo he disfrutado muchisimo, he aprendido mucho no tan solo del Padre Fortea sino de los Sacerdotes en general, super recomendable.
Were these reviews helpful? Let us know

Look for similar items by category


Feedback